El Camino de Fe y Alegría Chuquisaca

Fe y Alegría Chuquisaca, inicia su caminar el mismo año de la fundación en Bolivia, el año 1966 con la escuela “Milagrosa Loyola”. Este es el inicio de una historia fecunda, cuyos protagonistas han sido Laicos y Religiosos, pero sobre todo mujeres y varones de comunidades barriales y campesinas; docentes, estudiantes, padres, madres, dirigentes y autoridades que han contribuido en la construcción, crecimiento y fortalecimiento de la oficina departamental de Chuquisaca.

Acorde a los lineamientos de Fe y Alegría Bolivia, recorre las diferentes fases de vida organizacional, consolidando su trabajo y aportando en el fortalecimiento de las acciones educativas en los diferentes subsistemas educativos del Estado Plurinacional de Bolivia, en Chuquisaca.

En el ámbito del subsistema de educación regular, que inicia en 1966, con una sola unidad educativa y una población estudiantil del nivel inicial y primario de poco más de 170, se expande y fortalece el accionar a 13 Unidades Educativas. La última incorporación, en el año 2016, corresponde a la unidad educativa Federico Kolle del municipio de Zudañez. En la actualidad son parte de Fe y Alegría Chuquisaca, más de 6.000 estudiantes del nivel inicial, primario y secundario. Los modelos educativos, de mayor importancia a nivel organizacional, trabajados en las Unidades Educativas han sido: Curriculum Alternativo Popular Intercultural Bilingüe (CAPIB) y el Sistema de Mejora de la Calidad Educativa. Asimismo, en el marco de Ley Avelino Siñani-Elizardo Pérez, a partir del año 2014 se hace énfasis en la implementación del Bachillerato Técnico Humanístico y el Curriculum Armonizado Regionalizado de la Nación Quechua.

Entre los años 2012 al 2015, se apoyó a 10 unidades educativas y más de 30 comunidades del Municipio de Icla, a través de la ejecución del Programa: Niñas y Mujeres Jóvenes por una Vida Digna con Oportunidades y sin Violencia.

En el ámbito del subsistema alternativo y especial, en 1974 inicia su trabajo con la fundación del Centro de Educación Técnica Alternativa, Francisco Cermeño, luego en 1987, se funda el CEA San Xavier C, ampliando las oportunidades de jóvenes hombres y mujeres, mayores de 15 años que no lograron culminar el bachillerato, a una profesionalización técnica. A la fecha los dos CEAs, ofertan 8 carreras técnicas y cuentan con más de 700 estudiantes.

En este mismo subsistema, el año 2006 se incorpora al Sistema de Fe y Alegría la Unidad Educativa Audiología, que brinda servicios educativos a niños/as, adolescentes y jóvenes hombres y mujeres sordos/as. Durante este tiempo, se ha logrado consolidar tres procesos: Doble Escolaridad, en el marco del Modelo Educativo Bilingüe Bicultural, desarrollado desde el nivel inicial al superior; Diagnóstico de problemas a nivel auditivo, mediante audiometrías y otoemisiones acústicas y a partir del año 2015, la Detección Temprana de Problemas de Audición en niños/as menores de 5 años.

En el ámbito del subsistema educativo superior, incorpora el año 1980, al Instituto Técnico Superior Aurora Rossells, centro de mucho reconocimiento a nivel departamental, en la actualidad oferta 4 carreras a nivel de técnico superior y cuenta con más de 400 jóvenes estudiantes. Una característica de los centros de educación técnica, tanto de los niveles técnico básico, auxiliar, medio y superior, es la incorporación dentro de su plan de estudios las temáticas de género, empleabilidad, emprendedurismo e inserción laboral.

En lo que respecta al área desescolarizada, en el año 1986, se gesta una iniciativa educativa comunitaria, para la niñez y juventud campesina, de trascendencia nacional, la creación de las Yachay Wasis (Casas del Saber), que abren la oportunidad de acceso, sobre todo, al nivel secundario de la educación regular, posibilitando que jóvenes hombres y mujeres logren el bachillerato, que hasta ese entonces, por las condiciones de dispersión de los hogares campesinos, estaba restringido al nivel primario.
La primera Yachay Wasi, ubicada en la comunidad de Rodeo El Porvenir, en el municipio de Tomina, fue impulsada por el Director de Acción Rural de Fe y Alegría y el párraco de Tomina. A partir de estos años, Fe y Alegría Chuquisaca fue parte de la creación y fortalecimiento de más de 11 Yachay Wasis en los municipios de Tarabuco, Presto, Zudañez y Mojocoya.

El área de Valores Humanos Cristianos, en estos 50 años de vida de Fe y Alegría Chuquisaca, tuvo una presencia viva, en todo su accionar, impulsando la internalización de una pedagogía basada en la alegría, la ternura y el amor y con el desafío de construir una Cultura de Paz.

Memoria institucional

Memoria Anual

 

 

 

 

Fe y Alegría Bolivia

Fe y Alegria en Bolivia

 

 

 

Volver